Martín Heidegger, maestro grabador. El País. 06/06/1976

Previsible e inesperada, la muerte de Heidegger me lleva a recordar la ocasión única en que el filósofo tuvo a bien compartir con un artista la luz pública de un libro. El carácter excepcional del caso cobra, al propio tiempo, paradójica y mayor proximidad, o se hace más nuestro, por haber sido el colaborador eventual un artista español: el escultor Chillida, cuyo nombre campeó junto al de Heidegger (tal como los dicta el subtítulo de este recuerdo) en la portada de la obra alumbrada en común.Por disipar dudas y desdecir suspicacias, se me ocurre oportuna la transcripción del texto que se vió impreso en el anuncio de la presentación y ulterior exposición del libro. Traducida del alemán, ésta es su letra: «Martin Heidegger-Eduardo Chillida. El arte y el Espacio. Una obra bibliófila de la Erker-Presse, St. Gallen. Texto en caracteres góticos de Martin Heidegger y siete lito-collages de Eduardo Chillida. Exposición de la obra, con motivo de su aparición, del 12 de octubre al 15 de noviembre. Galería de Arte Contemporáneo Gallusplatz, St. Gallen. 1968».

Un deber de justicia. María Dolores Ruesta. El País. Cartas al Director. 06/06/1976

Creo es un deber de justicia hacer referencia a una traducción de Sein und Zeit hecha por José Gaos, profesor que fue de la Universidad de Madrid antes de la guerra civil y exiliado en México a consecuencia de la misma. Gaos siguió dando sus clases de filosofía en la Universidad Autónoma de México y después de muchos años de trabajo publicó la traducción de Sein und Zeit, cuya primera edición en español es de 1951. Traducción que me parece imprescindible para cualquier estudioso de filosofía de lengua castellana, desde su prólogo hasta el pequeño diccionario que la antecede aclarando el por qué se traduce de esta u otra manera la complicada terminología heideggeriana. A la par de esta importante traducción, Gaos publica un pequeño libro, en la misma editorial y con la misma fecha, titulado Introducción a El Ser y el Tiempo, de Martín Heidegger, que sirve de gran ayuda para el entendimiento de la principal obra del filósofo.

“La vendadera angustia se experimenta ante la muerte”. Carlos Gurméndez. El País. 05/04/1979

Walter Biemel, discípulo de Martin Heidegger y profesor de Filosofía y Estética de Düsseldorf, es conocido en Alemania por sus importantes trabajos sobre la fenomenología y la filosofía del arte. Entre sus obras más importantes cabe señalar El concepto del mundo en Heidegger, Análisis filosóficos del arte actual y una obra sobre Sartre. El profesor Biemel ha venido a Madrid invitado por el Instituto Alemán y el Instituto Fe y Secularidad, para dar una conferencia sobre «Sartre y Heidegger» y otra sobre «Temporalidad en la fenomenología», dentro del cielo Existencialismo y filosofía contemporánea.

Publicada una obra inédita de Heidegger. El País. 13/10/1979

La prensa alemana destaca con gran relieve la aparición de Heráclito, obra inédita de Martin Heidegger. Corresponde al volumen 55 de la segunda parte de las Obras completas del pensador alemán. Muchos críticos alemanes afirman que esta obra es más significativa e importante que Ser y Tiempo.El libro corresponde a las lecciones dictadas por Heidegger durante el curso de 1943-1944. Constituyen una interpretación muy original del pensamiento de Heráclito. De hecho, es el proceso de la constitución del pensar desde su nacimiento materialista en los presocráticos. En estas cercanías al balbuceo originario del pensar, Heidegger busca una confirmación de su concepción en la influencia que ejerció Heráclito sobre dos grandes pensadores, Hegel y Nietzsche. Luego, el pensador alemán bosqueja las vicisitudes y el drama de la filosofía como metafísica hasta su extinción final en el pensador que se piensa a sí mismo. Este pensar es, como él dice, «el corazón de los pueblos».

Gerhardt Funke: “En el individuo se decide el destino de la humanidad”. Carlos Gurméndez. El País. 18/10/1979

Entrevista con el filósofo alemán
Invitado por los departamentos de Historia de la Filosofía, y Etica y Sociología de la Universidad Complutense de Madrid, el catedrático de la Universidad de Maguncia profesor Gerhardt Funke pronunció dos conferencias: Crítica fenomenológica a la posición de Heidegger y Filosofía de la historia de Kant, en el salón de grados de la Facultad de Filosofía. El profesor Funke es uno de los más prestigiosos filósofos actuales, y se le considera como el más sagaz de los continuadores de la gran tradición fenomenológica alemana.

Humanismo en Nueva York. Pedro Lain Entralgo. El País. 21/12/1979

He tenido ocasión de tomar parte en el coloquio organizado por el Cornell University Medical College, en torno a los problemas que hoy plantea la relación entre las humanidades y la medicina -Conference on Changing Values in Medicine era, muy norteamericanamente, su título-, y pienso que una breve glosa de su contenido puede ayudar al buen entendimiento de la compleja e indecisa cultura de nuestro tiempo.Unos cuantos datos iniciales. Planeado y dirigido por Eric J. Cassell, profesor de Clínica Médica en la Cornell University, ese coloquio ha consistido en la libre discusión de cuatro ponencias de índole más médica, a cargo, naturalmente, de profesores de medicina, y otras cuatro de carácter más humanístico, a cargo de dos filósofos, un historiador de la ciencia y un sociólogo; discusión a la que metódicamente precedía el comentario de un coponente, «humanista» en el caso de aquéllas, y «médico» en el de éstas. La ponencia del médico Cassell, El empleo de los datos subjetivos en la práctica clínica, fue comentada por E. McMullin, profesor de filosofía; la del filósofo-sociólogo Toulmin, Nuevos modos de entender la casualidad en medicina, por un médico-filósofo, H. T. Engelhardt, y así las demás. Añadiré que a las sesiones, cinco en total y de tres o cuatro horas cada una, han asistido asiduamente entre 150 y doscientas personas, procedentes de los más diversos estados de la Unión. Hasta aquí, muy surnariamente, los hechos. Se trata ahora de saber lo que esos hechos significan.